Como pedir que te paguen sin ofender

Qué decir a alguien que te debe dinero

Estaba charlando con una mujer con un negocio de diseño de interiores sobre los cambios que necesitaba hacer en su sitio web. La conversación iba bien: le encantaban todas mis ideas y estaba dispuesta a reconstruir su sitio.

Eso puede ser difícil de escuchar. Pero si quieres atravesar estas situaciones con gracia (y encontrarte con ellas menos a menudo) tienes que dejar de culpar a los demás y empezar a convertir en política el hecho de que te paguen por tu tiempo.

Ponte en su lugar por un momento. Si te dieran a elegir entre conseguir un ordenador nuevo gratis o pagar por el mismo ordenador, elegirías el gratis siempre, y nunca pensarías en la empresa que no cobra por la venta. ¿Por qué lo harías?

Cuando alguien te pida tu tiempo gratis, agradece que te vea como alguien que puede ofrecer un consejo valioso. Gary Vaynerchuk dice constantemente lo agradecido que está de recibir miles de correos electrónicos al día – no da por sentado que cada una de esas personas piense que vale la pena dedicar tiempo de su vida a escribirle.

Cómo recordarle a alguien que le pague ejemplos

Si tiene la suerte de trabajar en el sector hipotecario, rara vez tendrá que perseguir los cobros. Sin embargo, si eres un consultor, perseguir tu propio dinero puede ser todo un reto con muchos clientes. Las cuentas por cobrar son un asunto delicado. La mayoría de los clientes, al principio del contrato, tienen la intención de pagar a tiempo, pero en muchas ocasiones, debido al escenario económico al que se enfrenta el cliente, el flujo de caja puede ser escaso. Lo más probable es que los propios clientes se retrasen en sus cobros y tengan que priorizar los pagos debido a la escasez de efectivo en su propio extremo, lo que resulta en el impago del dinero que se le debe.

Sin embargo, como seguramente necesitas el dinero y la relación, tienes que andarte con pies de plomo. En lugar de recurrir a castigos como las multas por demora y los viajes de culpabilidad, es una buena idea adoptar un enfoque directo.

Ejemplos de mensajes de texto para pedir la devolución del dinero

Negociar un salario inicial puede ser un terreno resbaladizo. Si te equivocas, puedes dejar algo más que dinero sobre la mesa. Ningún empleador quiere ser intimidado para que pague más, pero del mismo modo, los empleados potenciales no quieren rebajarse a sí mismos a la hora de aceptar una oferta salarial. Aunque es fácil ofender a alguien durante el proceso de negociación, hay formas de hacerlo con eficacia y éxito, sin que ninguna de las partes se sienta molesta.

Considere estos consejos:1. ¿Hay margen para negociar? Según los expertos en carreras profesionales, el primer paso es ver si realmente hay alguna razón para negociar: «Antes de entrar en la empresa, hay que averiguar cuál es la tarifa vigente para su puesto y experiencia», dice Patricia Sweeney, directora de recursos humanos de Old Colony Hospice and Palliative Care. «Si entras en una pequeña organización sin ánimo de lucro con la esperanza de ganar 80.000 dólares al año, lo más probable es que no sea así. Hay que conocer el sector al que se va».

Joel Garfinkle, autor de Get Paid What You’re Worth, dice que no hay que entrar esperando conseguir el doble de lo que te ofrecen. «Exigir más dinero y renunciar a otra oferta en su cara no suele funcionar», dice.No sólo hay que investigar el precio que se paga por el puesto y la experiencia, sino también hacer los deberes sobre la empresa para la que se hace la entrevista. Si son rentables, si están creciendo, si tienen una alta rotación de personal o una reputación de no pagar bien a los empleados, son cosas que debes saber con antelación.2. Calcula lo que quieres con antelación.Establecer un rango de lo que estás dispuesto a aceptar y lo que te hará abandonar es también importante para negociar con éxito. Según Jack Chapman, entrenador profesional y autor de Negotiating Your Salary, How to Make $1000 a Minute (Negociar su salario: cómo ganar 1.000 dólares por minuto), debe tener en mente una cifra ideal, una cifra satisfactoria y una cifra que no se puede aceptar. La cifra ideal debe ser la que te gustaría ganar en la situación perfecta. Debe pasar la prueba de la risa, pero tampoco debe ser demasiado baja. «Pregúntate qué sería lo ideal más que el dinero en efectivo», dice Chapman. «Quizá sea algo de capital en la empresa, una bonificación o que no haya viajes cuando lo normal es que haya un 25% de viajes».

Cómo recordar educadamente a alguien que te pague por un trabajo

Hay un dicho que dice: «Presta sólo la cantidad de dinero que puedas permitirte perder». Cuando prestas dinero a tus amigos o familiares, das por sentado que te lo devolverán rápidamente para preservar vuestra relación, pero no siempre es así y, como todos sabemos, puede resultar incómodo pedir repetidamente que te devuelvan el dinero. Empiezas a hablar con ellos más a menudo, lanzando sutiles insinuaciones verbales, haciendo pequeños gestos extraños e incluso gesticulando fuertemente con tu cartera en ocasiones para indicar que «Oye, necesito que me devuelvas mi dinero». Si has probado todas esas acciones extrañas y sigues sin estar seguro de cómo pedir que te devuelvan el dinero sin que la relación se vea afectada, ¿por qué no pruebas los 5 métodos siguientes?