Como saber si infonavit ya deposito

Qué pasa si no escogí afore 1

El presidente de México, Vicente Fox, se ha fijado un ambicioso objetivo. Para cuando deje el cargo en 2006, quiere que México construya o financie suficientes viviendas nuevas cada año para satisfacer la demanda creada por la potencial formación de nuevos hogares. Será necesaria la construcción de unas 750.000 viviendas nuevas al año (más del doble de los niveles actuales de construcción de viviendas) para dar cabida a las nuevas formaciones de hogares previstas. La demanda está aumentando a medida que la población de México crece y envejece. En el año 2000, más de la mitad de la población mexicana era menor de 24 años. Debido al envejecimiento de este segmento de población durante esta década, en 2010 se añadirán 10 millones de personas a la cohorte de 25 a 50 años, lo que supone un aumento del 32%. Las personas de esta franja de edad están en los años de mayor formación de hogares. En 2010, esta cohorte aumentará hasta el 37% de la población total.

El problema es que la oferta actual de nuevas viviendas no está a la altura de la demanda. El mercado de la vivienda en México se ha visto impulsado por la disponibilidad de créditos hipotecarios y los programas que los otorgan. En el pasado, estos programas han financiado casas con un precio de entre 12.000 y 38.000 dólares. Por lo general, las viviendas de este rango de precios son propiedad de hogares que ganan aproximadamente de dos a cinco veces el salario mínimo, que en enero de 2003 se fijó en 41,53 pesos diarios*. Se calcula que los intermediarios tradicionales sólo financiaron 315.000 viviendas en 2002. En los últimos años, la producción de nuevas viviendas en el sector de mercado ha sido limitada, casas por encima de los 38.000 dólares (EE.UU.).

Ganahorro

Proceso mediante el cual dos o más trabajadores regularizan las cotizaciones que recibían bajo un único número de seguridad social (NSS), acudiendo primero al IMSS para solicitar la regularización de sus datos personales. El Instituto expedirá el NSS definitivo para cada trabajador y se transferirán los derechos y recursos que le correspondan a cada uno de ellos. Los trabajadores pueden compartir su NSS con otra persona por alguna de las siguientes razones: 1. 1. Homonimia (cuando sus apellidos paternos y maternos y sus propios nombres individuales son idénticos y el IMSS otorga el mismo NSS a ambos), 2. Invasión por tercero (cuando, por error, dos trabajadores utilizan el mismo NSS), o 3. Invasión por beneficiario (cuando, por error, dos familiares cotizan ante el IMSS con el mismo NSS).

Es la cuenta única y personal de cada trabajador, administrada por una AFORE. Dicha cuenta, durante la vida laboral del trabajador, devenga las aportaciones tripartitas. La cuenta individual se compone de 3 grandes subcuentas, a saber: Jubilación, Cesantía en edad avanzada y Vejez, Vivienda y Ahorro Voluntario. La cuenta individual forma parte del patrimonio de cada trabajador y puede ser heredada.

Consulta su estado de cuenta en la sucursal electrónica

Muchas personas que están jubiladas se preguntan si aún pueden acceder a un préstamo del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), aunque el principal requisito para acceder a un préstamo es ser derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aquellos trabajadores que ya están jubilados y reciben su pensión no podrán acceder a un préstamo.

Sin embargo, todos los jubilados sí tienen derecho a solicitar la devolución del saldo de la subcuenta de vivienda sólo si no ha sido utilizado por el trabajador y no ha sido transferido a la Afore del jubilado. Hay que recordar que la subcuenta se compone del ahorro que se generó desde que el trabajador comenzó a cotizar en el Infonavit.

Aun cuando el trabajador haya dejado de hacerlo, el fondo sigue existiendo y si nunca se utilizó, se puede utilizar para iniciar pagos de cuotas hipotecarias o de enganche de inmuebles una vez terminada la vida laboral del empleado o trabajador.

Para que un jubilado pueda solicitar la devolución del saldo de la subcuenta de vivienda, debe ingresar al portal oficial del Infonavit y llenar la Solicitud de devolución del saldo de la subcuenta de vivienda, por lo que es necesario tener a la mano el Número de Seguridad Social (NSS) del empleado.

Infonavit méxico

Este capítulo describe la estructura y el desarrollo del mercado secundario de valores gubernamentales en México. Presenta una definición de las operaciones diarias que se realizan en el mercado secundario de estos valores, como son las operaciones de contado, de reporto y de préstamo de valores. También se describe el papel que han jugado los proveedores de precios y los intermediarios en el desarrollo del mercado de valores gubernamentales en México.

A finales de la década de los noventa, la deuda pública nacional estaba compuesta básicamente por bonos a 28 o 91 días de tasa flotante,[2] por cetes[3] de plazos mayores a un año, y por udibonos[4] que tenían un plazo máximo de 10 años. En esos años, las tasas de interés de los cetes oscilaban entre el 15% y el 20%, aún no se había introducido el concepto de creadores de mercado y los recursos gestionados por las Siefores[5] eran limitados.

El objetivo principal en aquel momento era desarrollar un mercado de valores públicos a largo plazo y a tipo fijo. Siguiendo ese propósito, desde mediados de la década de los noventa, las autoridades financieras impulsaron diversas iniciativas para establecer las bases para el desarrollo del mercado de deuda en México. Estos esfuerzos, impulsados por las condiciones de baja inflación, disciplina fiscal y credibilidad del Banco de México, permitieron desarrollar un mercado de deuda gubernamental. Así, la curva de rendimiento de los títulos públicos nominales a tasa fija pasó de un plazo máximo de un año en 1999, a 30 años a finales de 2006. Esta ampliación de la curva de rendimiento ha sido el logro más evidente en cuanto al desarrollo del mercado de deuda pública.