Cheque y pagare definicion

Pagaré

Las condiciones de un pagaré suelen incluir el importe principal, el tipo de interés si lo hay, las partes, la fecha, las condiciones de reembolso (que pueden incluir los intereses) y la fecha de vencimiento. A veces, se incluyen disposiciones relativas a los derechos del beneficiario en caso de incumplimiento, que pueden incluir la ejecución de los bienes del emisor. En las ejecuciones hipotecarias y en los incumplimientos de contrato, los pagarés, de acuerdo con el CPLR 5001, permiten a los acreedores recuperar los intereses de demora desde la fecha de vencimiento de los intereses hasta que se establezca la responsabilidad[1][2] En el caso de los préstamos entre particulares, la redacción y la firma de un pagaré suelen ser fundamentales para el mantenimiento de los impuestos y los registros. Un pagaré por sí solo no suele estar garantizado[3].

El término pagaré se utiliza habitualmente en contabilidad (a diferencia de las cuentas por pagar) o comúnmente como un simple «pagaré», está definido internacionalmente por el Convenio que establece una ley uniforme para las letras de cambio y los pagarés, pero existen variaciones regionales. Un billete de banco se denomina con frecuencia pagaré, ya que lo emite un banco y es pagadero al portador a la vista. Los pagarés hipotecarios son otro ejemplo destacado.

Pagaré frente a contrato de préstamo

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Un pagaré es un instrumento de deuda que contiene una promesa por escrito de una parte (el emisor o emisora del pagaré) de pagar a otra parte (el beneficiario del pagaré) una suma de dinero definida, ya sea a la carta o en una fecha futura especificada. Un pagaré suele contener todos los términos relativos al endeudamiento, como el importe principal, el tipo de interés, la fecha de vencimiento, la fecha y el lugar de emisión y la firma del emisor.

Aunque las instituciones financieras pueden emitirlos -por ejemplo, es posible que te pidan que firmes un pagaré para pedir un pequeño préstamo personal-, los pagarés suelen permitir a las empresas y a los particulares obtener financiación de una fuente distinta a un banco. Esta fuente puede ser un individuo o una empresa que esté dispuesta a llevar el pagaré (y proporcionar la financiación) en las condiciones acordadas. En efecto, los pagarés permiten a cualquiera ser un prestamista.

Wikipedia

Las condiciones de un pagaré suelen incluir el importe principal, el tipo de interés si lo hay, las partes, la fecha, las condiciones de reembolso (que pueden incluir los intereses) y la fecha de vencimiento. A veces se incluyen disposiciones relativas a los derechos del beneficiario en caso de incumplimiento, que pueden incluir la ejecución de los bienes del emisor. En las ejecuciones hipotecarias y en los incumplimientos de contrato, los pagarés, de acuerdo con el CPLR 5001, permiten a los acreedores recuperar los intereses de demora desde la fecha de vencimiento de los intereses hasta que se establezca la responsabilidad[1][2] En el caso de los préstamos entre particulares, la redacción y la firma de un pagaré suelen ser fundamentales para el mantenimiento de los impuestos y los registros. Un pagaré por sí solo no suele estar garantizado[3].

El término pagaré se utiliza habitualmente en contabilidad (a diferencia de las cuentas por pagar) o comúnmente como un simple «pagaré», está definido internacionalmente por el Convenio que establece una ley uniforme para las letras de cambio y los pagarés, pero existen variaciones regionales. Un billete de banco se denomina con frecuencia pagaré, ya que lo emite un banco y es pagadero al portador a la vista. Los pagarés hipotecarios son otro ejemplo destacado.

Pagaré

El uso del término «negociable» cuando se trata de pagarés puede ser confuso. Según Merriam-Webster, una de las definiciones de «negociable» es «abierto a discusión o disputa». Sin embargo, en el contexto de un instrumento financiero como un pagaré, el significado de «negociable» es una variación de esta definición más utilizada.

Como su nombre indica, un pagaré es básicamente una promesa, puesta por escrito, de pagar a otra persona una suma de dinero. La persona que hace la promesa se llama pagador, mientras que la persona que va a recibir el pago se conoce como beneficiario. La promesa de pagar es una promesa incondicional; esto significa que su obligación de pagar no está sujeta a ninguna condición, como por ejemplo exigir que primero se produzca un acontecimiento específico o que se realice una acción concreta.

Los pagarés son un tipo de instrumento financiero conocido como instrumentos negociables. Es probable que conozca otros dos instrumentos negociables de uso común: los cheques y los giros postales. Mientras que un pagaré implica a dos partes (el pagador y el beneficiario), los cheques implican a tres partes (el pagador, el beneficiario y el banco del que se extraen los fondos).